CÓMO COMPRAR PIEZAS DE DESGUACE

Descubra los consejos de la Central de Desguaces para adquirir recambios usados en el CATV

Aunque parezca increíble ya hace muchos años que los desguaces, gracias al Real Decreto 1383/2002 del 20 de diciembre sobre la gestión de vehículos al final de su vida útil, dejaron atrás su imagen de antiguos cementerios de automóviles para renacer como algo más: Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV), por lo que tanto la estructura como las labores del negocio en sí, se fueron transformando hasta llegar a ser los gestores de residuos que conocemos hoy en día.

Esto, además de ser altamente beneficioso para el medio ambiente, como bien sabemos, ha supuesto una diferencia notable en el servicio prestado a los clientes, especialmente a la hora de comercializar con recambios de segunda mano.

Si necesita comprar una pieza de repuesto para su vehículo, adquirirla a través de un desguace es una opción muy interesante, ya que puede suponer un ahorro de hasta el 80% con respecto al precio del recambio original.

Si va a desplazarse físicamente al desguace para buscar la pieza en cuestión, le recomendamos, si así se lo permiten, dar una vuelta por la campa exterior, donde los vehículos están al aire libre y puede usted mismo buscar lo que necesite. Tenga en cuenta que a esos automóviles ya se les han extraído los residuos peligrosos, y estarán unos días “al raso” para cumplir este cometido. Después, los operarios los trasladarán a la nave, extraerán las piezas que queden libres y puedan ser reutilizables, mientras los restos terminarán por ser compactados en la prensa y gestionados como chatarra. Esta opción puede resultar interesante si entiende de mecánica o si busca una pieza pequeña que, por lo general, forme parte del conjunto de un sistema en concreto.

La segunda opción, si acude al CATV, es solicitar el recambio en la nave o ventanilla de atención al cliente.  Estas piezas que ya están clasificadas, han sido examinadas, aprobadas y tienen la certificación de garantía marcada por la ley.

Otra opción es hacerlo a través de Internet. Por ejemplo, desde nuestra sección de venta de recambios puede cumplimentar cómodamente desde tu casa u oficina el formulario, buscaremos la pieza por usted y en caso de contar con ella, le contactaremos para informarle sobre su precio y el envío. Le informaremos sobre el método de pago y por supuesto, sobre la garantía con la que cuenta cada repuesto de segunda mano.

Sin duda, los recambios de desguace son la opción más económica y ecológica para poner a punto su vehículo. Si quiere acceder a nuestro departamento de venta de piezas puede hacerlo pulsando este botón: